LOS INCREÍBLES EFECTOS FISIOLÓGICOS DEL MASAJE

 

masaje7

El masaje es capaz de producir efectos fisiológicos beneficiosos para la salud del cuerpo y de la mente.

A pesar de ser tan antiguo como el hombre, el masaje comenzó a ser desarrollado como un método terapéutico hacia el año 1.800 a.C. por los chinos. Se observó que la fricción aplicada directamente al tejido blando del cuerpo actuaba directamente en la circulación de la sangre, los ganglios linfáticos y la función metabólica, mejorando la salud y aliviando el dolor muscular y el estrés.

A continuación, te mostraremos cómo activar los efectos fisiológicos del masaje en nuestro cuerpo.

Los increíbles efectos fisiológicos del masaje sobre la piel

masaje5

La piel mejora con las técnicas de masaje, ya que favorecen la circulación sanguínea, aumentan la cantidad de nutrientes que llegan a las células, y hacen que esté hidratada, elástica y joven. Esto se debe a que los poros ganan permeabilidad, es decir, aumentan su capacidad selectiva, lo que impide la filtración de determinadas sustancias.

Los diferentes tipos de masajes también facilitan la descamación de las células muertas, reducen la hipersensibilidad y pueden mejorar la cicatrización.

 Efectos fisiológicos del masaje en la circulación sanguínea

El masaje actúa sobre las venas superficiales, arterias y capilares linfáticos, del mismo modo que cuando comprimimos un tubo de plástico para mover su contenido interno. Esta acción directa y localizada hace que la sangre se mueva más fácilmente por el cuerpo, favorece la distribución de nutrientes, elimina la inflamación y aumenta de algunos componentes de la sangre, tales como los hematíes (glóbulos rojos).

Una buena circulación actúa sobre el aumento del metabolismo, la oxigenación cerebral, y el mantenimiento de los músculos.

El masaje y los ganglios linfáticos

masaje6

Los ganglios linfáticos actúan como filtros en nuestro cuerpo. Impiden la invasión de microorganismos aumentando la atracción de linfocitos y macrófagos para evitar su paso y difusión. Esta actividad a veces da origen a bubones (inflamación de los ganglios). Pero para que los ganglios linfáticos funcionen correctamente es necesario que haya una buena circulación de la sangre.

El masaje también actúa sobre el sistema nervioso central. Provoca un efecto sedante por la presión sobre los nervios sensibles del cuerpo.

Conclusión

Como ya hemos citado en antes artículos, el masaje, además de proporcionar relajación y sensación de bienestar, actúa directamente sobre la fisiología humana, que estudia las funciones y el equilibrio de nuestro cuerpo.

El masaje está totalmente indicado hoy en día, pues cuando nos sentimos estresados, nuestro organismo libera una hormona llamada cortisol y, durante una sesión de masaje, el cortisol se reduce sustancialmente.

Así que para una vida más feliz y saludable, ¡deberíamos recibir un masaje al menos 1 vez por semana!

Deusto Salud,

Terapias alternativas.